DIY: Cojín personalizado

Hoy os cuento cómo hice un cojín personalizado que nos pidieron en la Escuela Infantil de Miguel. Lo primero fue acudir a mis suegros que son expertos en telas, ya que antes tenían una pequeña tienda, y casualidades de la vida, mi suegra tenía un trozo de tela de color crudo que me venía que ni pintado.

Si os animáis con el cojín os recomiendo que escojáis un color claro para la tela, blanco, crudo o tonos pastes muy claros para después poder calcar bien el dibujo.

Después hay que escoger un dibujo apropiado para el cojín, yo como siempre, recurrí a los cuentos infantiles que son mi pasión. El cuento escogido fue “Besos como estos” de Mary Murphy publicado por la Editorial Macmillan, y el dibujo lo veréis más tarde.

El primer paso es situar el dibujo elegido bajo la tela y con un lápiz marcarlo sin apretar demasiado.

DSCN2445

Después de calcar todo el dibujo, lo coloreé con unos rotuladores especiales para pintar en tela y resistentes a la lavadora. Es fácil encontrarlos en papelerias o tiendas especializadas en niños/as.

DSCN2449

Es importante utilizar un papel en el que nos apoyemos mientras coloreamos el dibujo para no manchar la tela y empezar por las partes más alejadas para ir acercándonos al borde de la tela.

Más tarde hay que perfilar el dibujo con un rotulador negro para que su silueta quede totalmente definida.

Y así es como queda el cojín, a ver qué os parece…

DSCN2452

Por último podéis añadir el nombre de vuestro hijo/a y así será totalmente personalizado. La confección se la dejé a mi suegra, que domina mucho más que yo este terreno.

Ahora Miguel duerme todos los días la siesta muy a gusto soñando con los besos que mamá búho le da a su pequeño.

Ya podéis animaros con el cojín, que es muy sencillo de elaborar. ¿Habéis hecho otro tipo de objetos personalizados para vuestros hijos/as? ¿Os costó mucho? ¿Cómo quedó? Vuestros comentarios son importantes para mí 🙂

Actividades para el verano. Pintamos los pies

Ahora que tenemos muchos días de vacaciones y Miguel y yo pasamos todo el día juntos, tenemos que “imaginar” actividades divertidas y diferentes para este verano. Teniendo en cuenta que mi peque acaba de cumplir 21 meses, las cosas que podemos hacer juntos tienen que ser sencillas, sin peligro, estimulantes y sobre todo divertidas.

Mamá (o sea yo) había pensado que sería divertido pintarnos las manos con “pintura de dedos” o témpera de muchos colores y estamparlas en un papel grueso o cartulina blanca, pero Miguel tenía otros planes y cuando fui a pintarle las manos me dijo, mamá no, pies… Claro, es que esta actividad la ha hecho ya antes con Marta, su profe de la Escuela Infantil y parece que es más divertido pintarse los pies que las manos. Así que, como mamá es muy obediente, pues comenzamos con los pies.

Pero antes de nada, no pusimos el baby para no mancharnos porque como la pintura es tan divertida corremos el riesgo de querer pintar muchas partes de nuestro cuerpo que no teníamos pensadas y todo lo que nos rodea ;). La pintura que podéis usar es fácil de encontrar, puede ser témpera o pintura de dedos y hay muchas marcas que la tienen. En el colegio usamos Jovi, en casa teníamos una que compramos en Dideco, es una caja que viene con 6 colores básicos en tubos de 75 ml (verde, naranja, rojo, amarillo, azul y verde manzana) se llama DJeco pintura para dedos.

pintando1

Cuando hacemos este tipo de actividades, en un primer momento, me gusta dejar que el niño/a experimente sólo, para después darle algunas recomendaciones o pautas. Miguel ya sabía como funcionaba porque lo había hecho otras veces y él sólo cogió su pie y lo apoyó encima de la cartulina blanca, el pie no quedó perfecto, pero estaba encantado.

imagen3

Después de estampar sus pies en varios colores aquello parecía una obra de arte… la pintura hacía cosquillas en los pies y no parábamos de reír, una actividad muy interesante y motivadora para realizar con niños hasta los 5 años.

imagen4

¿Habéis hecho algo parecido en casa? ¿Os ha traído vuestro hijo/a un manual de la Escuela Infantil hecho con pintura de dedos? Vuestros comentarios son importantes para mí 🙂

Trabajar las emociones en Infantil: El libro de la Alegría

Además de ser tutora de una clase de Infantil de niños/as de 4 años, también me ocupo de darles “Atención Educativa”, se trata de una alternativa a la clase de Religión. Durante este curso en mi centro nos hemos planteado la necesidad de trabajar las emociones en los más pequeños; su identificación ( en ellos mismos y en los demás) y su expresión. Por ello decidimos trabajar sentimientos y emociones como la alegría, el miedo, la tristeza, la sorpresa.. a través de los cuentos y de actividades motivadoras y “diferentes” a la “ficha”.

Para trabajar la emoción de la Alegría se nos ha ocurrido confeccionar “El libro de la Alegría”, un trabajo elaborado por los propios niños/as en el que pudieran plasmar momentos felices de su vida, que les hacen sentir alegres, por medio del dibujo.
Como material para llevarla a cabo tan sólo necesitamos:
– Folios de colores.
– Folios blancos.
– Ceras duras.
– Lápices.
– Goma.
– Tijeras.
– Sacapuntas.
– Pegamentos.
– Gomets.
– Grapas.
– Rotuladores de colores.

La actividad consiste en proporcionar a cada niño/a medio folio en blanco en el que tienen que dibujar algo que les hace sentirse alegres.Se les explica que vamos a elaborar un libro que podremos “leer” en los momentos que nos sintamos más tristes, ya que recordaremos momentos que nos hacen sentir felices y nuestra pena pasará.Como ejemplo os puedo contar lo que me dijeron los niños/as de mi clase:

– Darle besos a mamá.
– Jugar con mis hermanas.
– Ir a la piscina.
– Coger flores.
– Ir al parque.
– Jugar con mis amigos.
– Ver la tele con mi familia.
– Dibujar con mamá.

– etc…
darle besos a mama

Más tarde se escribe con rotuladores de colores debajo de cada dibujo aquello que representa el dibujo y se elabora la portada con los folios de colores. Por último se escribe el título y se decora entre todos con folios de colores. Así nos ha quedado:
librodelaalegria

¿Os gusta? ¿Os atreveríais a elaborarlo en casa con vuestros hijos/as? ¿Qué os parece como actividad para trabajar las emociones? Vuestros comentarios son importantes para mí 🙂

DIY: árbol de Navidad con goma Eva.

Sí, ya tenemos la Navidad ahí y me voy a atrever con mi primer DIY (Do it yourself). En estas fechas muchos colegios y Escuelas Infantiles piden la ayuda de los papás para elaborar motivos navideños que sirvan para decorar las aulas o los pasillos.

La semana pasada recibí de la Escuela Infantil Piquio (Pozuelo- Madrid), donde va mi niño de 13 meses todos los días el encargo de decorar un Árbol de Navidad recortado en goma Eva. Confieso que estas cosas me encantan, aunque ahora con el trabajo y el peque que demanda toda mi atención me es difícil encontrar un ratillo para las manualidades. Por eso me puse manos a la obra en cuanto ví que tenía la oportunidad.

Alguna de las sugerencias que se nos hacía era decorarlo con fotos, algodón, purpurina, pegatinas… Inmediatamente me fui al chino y ahora os cuento lo que se me ocurrió.

Los materiales que utilicé fueron:

materiales arbol

– Recortable árbol de goma Eva en color rojo.
– Botones grandes de color rojo.
– Botones medianos de color blanco.
– Lana de color blanco.
– Estrella pequeña de plata ( la saqué de un adorno más grande que desmonté)
– Si no tenéis, agujas para lana.

Lo primero que hice fue coser los botones uno encima de otro al árbol de goma Eva, después bordeé cosiendo con la lana blanca la silueta del árbol y por último cosí la estrella en la punta.
Ah!! Se me olvidaba, nos dijeron que escribiéramos en el árbol un deseo para el próximo año, yo escogí la palabra AMOR y lo hice con un rotulador fluorescente de color plata.

Ahora vais a ver como quedó:

arbol mensajeb

Algo muy sencillo, pero que puede quedar bien. Espero que os guste.