La alegría de comunicarse. Cómo afrontar la hipoacusia- sordera de un hijo

Hoy os propongo que leáis una historia que vivo muy de cerca, la historia de Diego, un niño/a hipoacúsico de 5 años y de su familia. Diego es mi alumno, hablo con sus padres a diario, comparto un trocito de sus vidas y sólo puedo admirarlos y quererlos porque de ellos he aprendido cómo una familia puede afrontar con entereza y valor la enfermedad de un hijo y cómo a pesar de las dificultades Diego es un niño feliz gracias a los valores y al amor que sus padres le ofrecen cada día. Ellos nunca pierden la sonrisa y demuestran ser una familia feliz, yo intento aprender de ellos.

No esperéis una historia de drama y lágrimas, es el día a día de una familia normal y de un niño de 5 años que juega, salta, ríe, pelea, aprende y es feliz.

La alegri_a de comunicarse

Espero que os haya gustado y emocionado tanto como a mí.:)

Anuncios

Cuentos de orinal. Control de esfínteres

Primer post del año, aunque un poco tarde (lo reconozco) aquí estoy de nuevo. Mi tiempo es limitado, como el de casi todo el mundo; trabajo, casa, peque… pero aunque no escriba con la regularidad que quisiera este es un proyecto personal en el que no me gustaría desistir.

Hoy os recomiendo dos cuentos para niños/as que estén comenzando con el control de esfínteres. Lo de hacer pis en el orinal no es tan sencillo y cualquier refuerzo que podamos utilizar para motivar al niño/a en esta tarea bienvenido sea y más si es un divertido cuento que puede manipular.

El primero de ellos se titula per¿Puedo mirar tu pañal? , el autor es Guido Van Genechten y la editorial que lo publica es SM. Esta historia ya va por la 3ª Edición  y se trata de un ratón muy curioso que quiere averiguar que hay dentro de los pañales de sus amigos cabra, perro, vaca, caballo y cerdo. La sorpresa viene cuando los amigos de ratón quieren mirar en el pañal del roedor y descubren que está vacío ¿por qué? -le preguntan- y la respuesta es muy sencilla: ratón ya hace caca en el orinal. Además tiene el atractivo añadido de que cuenta con solapas que se pueden manipular y descubrir qué hay dentro de cada pañal. Muy divertido.

El segundo es “Ya he acabado” de Victoria Roberts y Lee Wildish y adaptado por Carmen Gil de la editorial Combel. Cuenta la historia de Mimú, un osito que ha decidico usar el váter solito. Durante una divertida semana lo acompañamos en su aventura de ir al baño y lo mejor de todo es que podemos tirar de la cadena con él (con sonido real).

foto cuentos

Los dos le han encantado a mi peque y a su mamá también.

¿Conocéis otros cuentos que ayuden con el control de esfínteres? ¿Soléis utilizar cuentos para acompañar aprendizajes de vuestros hijos o buscáis historias diferentes?  Vuestros comentarios son importantes para mí 🙂