Los 10 Cuentos Infantiles imprescindibles

Mañana, día 23 de abril, se celebra en toda España “El Día del Libro” y no podía dejar pasar esta fecha sin ofreceros mi “ranking” de cuentos-álbumes ilustrados imprescindibles para niños/as de Educación Infantil (3 a 6 años).

Por supuesto que en esta selección faltan muchos (podrían ser más de 100), pero estos cuentos por algún motivo, ya sea porque los leí en un momento especial, porque vi que mis alumnos/as disfrutaban con la historia, porque tienen una historia que apasiona, porque son un clásico de la Literatura Infantil, porque alguien me habló de ellos… son imprescindibles en mi Biblioteca y cuando mi hijo crezca pienso leérselos y releérselos una y mil veces.

Mis Cuentos Infantiles imprescindibles son:

1. El pequeño conejo blanco. Xosé Ballesteros-Óscar Villán. Editorial Kalandraka. Un día el pequeño conejo blanco se fue a buscar coles a la huerta para hacer un caldo, pero al volver la puerta de su casa está cerrada y dentro está la cabra cabresa…

2. Así es la vida. Ana-Luisa Ramírez y Carmen Ramírez. Editorial Diálogo. Seguramente, cuando las cosas no salen como quisiéramos, es porque se nos está invitando a hacer nuevos descubrimientos. Cada día se estrena cada vida. ¡Y no nos la podemos perder!

3. Chivos Chivones. Óscar González y Federico Fernández. Editorial Kalandraka. Había una vez tres chivos que vivían en lo alto de una montaña, un día decidieron bajar a pastar hierba, pero tenían que cruzar un puente y debajo de él vivía un ogro terrible.

4. El pez Arcoíris. Marcus Pfister. Editorial Beascoa. En alta mar, en un lugar muy lejano, vivía el pez más hermoso y egoísta del todo el océano, su brillante traje de escamas tenía todos los colores del arco iris.

5. El cazo de Lorenzo. Isabelle Carrier. Editorial Juventud. Lorenzo siempre arrastra un cazo detrás de él y está cansado de tanta dificultad, pero no vale esconderse, las cosas no son así de sencillas y existen personas extraordinarias que se cruzan en nuestro camino.

6. La pequeña oruga glotona. Eric Carle. Kókinos. Un clásico de la literatura infantil, la historia de una oruga que acaba convirtiéndose en una bella mariposa. También está en inglés.

7.El punto. Peter H. Reynolds. Editorial Serres. Vashti dice que no sabe dibujar, pero su maestra cree en él y piensa que tiene capacidad creativa en su interior…

8.Adivina cuánto te quiero. Sam McBratney y Anita Jeram. Kókinos. Otro clásico para los más pequeños. La mamá conejo explica a su bebé cuánto puede llegar a quererlo.

9. Un regalo diferente. Marta Azcona y Rosa Osuna. Editorial Kalandraka. Es el día del cumpleaños de Marcel, pero Tristán le va a hacer un regalo muy especial que cambiará su forma de ver las cosas.

10. Aquiles el puntito. Guia Risari. Marc Taeger. Editorial Kalandraka. Al principio, en el medio de una hoja blanca había un puntito. ¿En qué acabará convirtiéndose? Toda una sorpresa.

10cuentos
Espero que disfrutéis con su lectura.

¿Habéis leído ya alguno de ellos? ¿Cuál sería vuestro ranking? ¿Conocéis algún libro que consideráis imprescindible para los niños/as de estas edades? Vuestros comentarios son importantes para mí 🙂

No, no y no: El Negativismo en los niños.

Mi bebé era todo dulzura, sonrisas, juegos… hasta que un día comenzó a decir que no a todo. Fue a los 16 meses; se volvió más cabezón y a todo contestaba con un no, moviendo la cabeza de un lado a otro.

Sorprendidos nos quedamos su padre y yo de esta nueva faceta de nuestro bebé ¿nos lo han cambiado? ¿estamos haciendo algo mal? ¿no sabemos poner límites? etc. etc.

El Negativismo es una etapa de autoafirmación por la que pasan más tarde o más temprano todos los niños/as, e incluso, repiten a lo largo de los años (la mayoría entre los 18 meses y los 3 años). En esta fase el no se convierte en algo sistemático independientemente de la pregunta que se le formule.

Si os sirve de consuelo os puedo decir que:

– Es algo temporal.
– Vuestro hijo no es “malo”, está pasando por un período de autoafirmación.
– Está desarrollando su identidad y personalidad futuras.
– No hay que obsesionarse y hay que tener mucha paciencia.
– No es bueno decirle a todo que no, hay que dejar que el niño/a experimente, se mueva, se enfade…
– Refuerzo positivo. Atender más a las cosas buenas que hace e intentar ignorar (si es posible y seguro, las negativas).
– Dar diferentes posibilidades de acción o distraer la niño/a cuando se ponga cabezón.
– Poner límites sin ser autoritarios.

Las cosas han mejorado considerablemente con Miguel, lo más complicado de educar a un hijo, desde mi punto de vista, es saber situarse en una posición intermedia entre decirle a todo que no o dejarle hacer todo lo que le apetezca.

noo

¿Habéis pasado por la etapa del Negativismo con vuestro hijos/as? ¿Varias veces? ¿Qué hicisteis? Vuestros comentarios son importantes para mí.