Cuento del Invierno: “La tortuga que quería dormir”

Ha llegado el invierno y la tortuga quiere dormir, parece sencillo, pero no lo es. Sus amigos: la araña, la marmota, el león… quieren obsequiarla con un precioso regalo para que esté cómoda durante su ivernación, ella lo agradece, pero lo que más valora es el SILENCIO.

Con esta sencilla historia podemos explicar a los niños de 4-5-6 años que algunos animales duermen en sus casas durante todo el invierno y trabajar valores como el RESPETO y el valor del SILENCIO.

“La tortuga que quería dormir” está publicada por la editorial OQO y sus autores son Roberto Aliaga y Alessandra Cimatoribus.

OQO Editora tiene una amplia colección de cuentos y álbumes ilustrados, es una editorial gallega y os puedo confirmar que su página web funciona muy bien (www.oqo.es), en pocos días podéis tener vuestro cuento en casa. A mí me cuesta mucho resistirme 😉

Espero que disfrutéis con la lectura de esta historia.

la tortuga

Elegir juguetes para niños de 1 año

A los padres nos es difícil escoger muchas veces qué tipo de juguetes pueden ser los que favorezcan el desarrollo cognitivo de nuestros pequeños y a la vez les motiven y diviertan.

Mi bebé tiene ahora 14 meses, y por si os sirve de ayuda, os voy a contar con que suele jugar y que hemos decidido comprarle para Reyes. Partimos de las características de un niño/a de esta edad:

– Su atención es limitada.
– Varía de actividad continuamente.
– Comienza a caminar o ya camina.
– Disfruta con actividades que impliquen movimiento (desarrollo motriz).
– Explora su propio cuerpo y todo lo que le rodea.

A los niños de 1 año (mes arriba, mes abajo) les llaman la atención los estímulos sensoriales como sonidos de animales y objetos conocidos, tocar diferentes texturas, pulsar botones, arrastrar objetos, encestar, abrir y cerrar cajas y cajones, meter cosas una dentro de la otra,apilar objetos, subirse y sentarse encima de las cosas…

Siempre habrá que tener muy en cuenta la Seguridad de los juguetes que vayamos a comprar. Nunca elegiremos objetos y juguetes demasiado pequeños o con piezas que se puedan desprender. En este sentido suele haber estrictos controles , así que si compramos el juguete en una tienda especializada nos orientarán y podremos estar más tranquilos.

A mi pequeño le encanta jugar con:

El móvil de mamá, el mando de la tele, las llaves de papá. En las tiendas Imaginarium (It’s Imagical) venden unos de juguete que imitan a los de los mayores con luces y sonido y que suelen gustarles, así no corremos del riesgo de no encontrar nunca el mando de la tele.

Coches, bicis, motos sin pedales… los empuja y toca los botones de colores mientras suena la música. Esta Navidad le han regalado un Coche de Tolo que es de safari con luces y sonido, que vibra y anda sólo. Le gusta mucho y saluda con la mano mientras se marcha.

Construcciones grandes, Cubos para formar torres, Aros para ensartar. La marca Miniland tiene todo tipo de construcciones con diferentes tamaños y de muy buena calidad. En cuanto a cubos, nosotros le compramos también de It’s Imagical, que además de apilarse también tienen sonido y diferentes actividades de estimulación sensorial (rulos para girar, ventanas para mover, botones para pulsar…). Los Aros para ensartar en una plataforma con un palo que sobresale los podéis encontrar en Carrefour con bonitos colores y plástico duro.

Las marionetas también le divierten, aunque en este caso, casi juego yo más que él con ellas.

Pero no nos engañemos, los niños/as de esta edad muchas veces disfrutan con los objetos más sencillos que tengamos por casa y no necesitan miles de juguetes para sentirse felices. Os pongo un ejemplo, uno de los “juguetes” que más hace disfrutar a mi bebé es una caja de zapatos, sí, así de simple. Dentro de ella coloco objetos que le llaman mucho la atención y no me preguntéis por qué:

– Una botella de agua vacía y sin tapón.
– Cepillo del pelo para bebés.
– Un vasito de Mickey Mouse.
– Cajas pequeñas.
– Una pieza de construcción.
– Móvil o mando de la tele antiguo que ya no uses.

Así que ahora sólo queda disfrutar con vuestro niño/a jugando, porque el juego es la actividad que más estimula su Inteligencia en las primeras edades.

¿Qué juguetes compráis a vuestros hijos/as? ¿Creéis que es necesario limitar el número de juguetes que se regalan en Navidad? Vuestros comentarios son muy importantes para mí 🙂

juguete

Cómo ser mamá y revivir la ilusión de la Navidad

Siempre se ha dicho que la Navidad es una época de esperanza e ilusión. De esperanza en que las cosas siempre pueden mejorar y las personas cambiar, de ilusión por el reencuentro, por la inesperado, por la generosidad…

Cuando era niña vivía este tiempo como algo “mágico” y mi mayor ilusión, por supuesto, era que pronto llegarían los “Reyes Magos”, pero ahora me doy cuenta que lo mejor no eran los regalos, no, lo mejor siempre fue la espera, dejando volar la imaginación al lejano Oriente desde el que los Magos emprendían su camino.

Pasan los años y vas perdiendo la ilusión, nos volvemos más “racionales” y la Navidad ya no nos llena con su magia. La ilusión y la esperanza nos hacen mucha falta dentro de nuestro agitado día a día. ¿No es la ilusión lo que nos hace avanzar y luchar por aquello que queremos conseguir? ¿No es la esperanza en el cambio lo que nos hace confiar en los demás y en nosotros mismos?

La magia puede volver, es muy sencillo, revive la Navidad a través de los ojos de un niño. Cuando eres madre surge la “chispa” de nuevo en tu corazón, simplemente mirando la sonrisa de tu hijo que ve las luces de la calle, su alegría cuando se decora el árbol y se coloca el Belén, su impaciencia cuando falta poco para que lleguen los “Reyes”.

No perdamos nunca la ilusión, seamos siempre un poco niños e intentemos mirar al mundo con nuevos ojos.
¡Feliz 2014!!!

papá noel