Cuento de Navidad: “El portal de Belén”

En estas fechas, no podía dejar de recomendaros un Cuento de Navidad para los más pequeños (a partir de 3 años). Su título es “El Portal de Belén” y lo edita Beascoa.

Pero, ¿qué tiene de especial este cuento? Pues que además de contarnos de manera sencilla el nacimiento del niño Jesús, también es un libro-puzle con el que los niños/as pueden jugar.

Belen

Y cuando terminen de leerlo también pueden montar un portal de Belén desplegable y jugar con sus figuras. Fijaos como ha quedado el mío, ¿os gusta? Pues, ¡Animaros vosotros también y a disfrutar de la Navidad!

portal

Anuncios

DIY: árbol de Navidad con goma Eva.

Sí, ya tenemos la Navidad ahí y me voy a atrever con mi primer DIY (Do it yourself). En estas fechas muchos colegios y Escuelas Infantiles piden la ayuda de los papás para elaborar motivos navideños que sirvan para decorar las aulas o los pasillos.

La semana pasada recibí de la Escuela Infantil Piquio (Pozuelo- Madrid), donde va mi niño de 13 meses todos los días el encargo de decorar un Árbol de Navidad recortado en goma Eva. Confieso que estas cosas me encantan, aunque ahora con el trabajo y el peque que demanda toda mi atención me es difícil encontrar un ratillo para las manualidades. Por eso me puse manos a la obra en cuanto ví que tenía la oportunidad.

Alguna de las sugerencias que se nos hacía era decorarlo con fotos, algodón, purpurina, pegatinas… Inmediatamente me fui al chino y ahora os cuento lo que se me ocurrió.

Los materiales que utilicé fueron:

materiales arbol

– Recortable árbol de goma Eva en color rojo.
– Botones grandes de color rojo.
– Botones medianos de color blanco.
– Lana de color blanco.
– Estrella pequeña de plata ( la saqué de un adorno más grande que desmonté)
– Si no tenéis, agujas para lana.

Lo primero que hice fue coser los botones uno encima de otro al árbol de goma Eva, después bordeé cosiendo con la lana blanca la silueta del árbol y por último cosí la estrella en la punta.
Ah!! Se me olvidaba, nos dijeron que escribiéramos en el árbol un deseo para el próximo año, yo escogí la palabra AMOR y lo hice con un rotulador fluorescente de color plata.

Ahora vais a ver como quedó:

arbol mensajeb

Algo muy sencillo, pero que puede quedar bien. Espero que os guste.

Cómo ser mamá y no querer “fabricar” niños perfectos.

Leyendo el otro día un artículo de Edward Bernays, el sobrino de Sigmund Freud, que hablaba sobre la Infancia en la actualidad, me viene a la cabeza un pensamiento que hace tiempo ronda mi cabeza: No quiero fabricar el niño perfecto.

Observo y hablo a diario con padres preocupados por la educación de sus hijos y que, por supuesto, desean todo lo mejor para ellos. Pero muchas veces, a mi modo de ver, confundimos las necesidades reales de los niños/as. Está muy bien que yo piense en el futuro de mi hijo y que quiera que sea bilingüe, sepa tocar algún instrumento, sea un gran deportista, que hable chino… Aunque por encima de todo esto está el tiempo que dedico a su educación emocional, a estar con él y dedicarle toda mi atención y cariño.

La mayor necesidad de un niño/a es la de pasar tiempo con sus padres; paseando, jugando, leyendo… compartir momentos en familia. Al leer esto algunos pensaréis que por vuestro horario de trabajo no disponéis de todo el tiempo que quisiérais para disfrutar de vuestros hijos.No se trata de cantidad, sino de calidad. Si tienes poco tiempo para pasar con tus hijos, procura que éste sea un tiempo para disfrutar juntos, inventa juegos, colorea con ellos, haced actividades creativas, visitad lugares interesantes, disfrutad de la naturaleza, reiros mucho…

Puede que de mayor sea un gran científico, ingeniero, hable 5 idiomas y sea un virtuoso del violín, pero no será feliz si no ha tenido una infancia en la que haya sentido el cariño y la atención de sus padres. Las relaciones afectivas en la infancia y cómo nosotros las hayamos vivido son la base para el establecimiento de relaciones sanas con las personas que nos rodearán en el futuro. Y por lo tanto, la base de nuestra felicidad futura.

ui5370_miedo